Finalizamos la primera etapa del programa Oficinas Verdes en nuestras plantas de Ushuaia

  • 0
  • 9 mayo, 2019

Logramos convertir los residuos orgánicos en más de 35 kilos de tierra fértil

 

En nuestras plantas industriales, ubicadas en la ciudad de Ushuaia, Provincia de Tierra del Fuego, finalizamos la primera etapa del programa “Oficinas Verdes” por el cual ya se juntó más de 35 kilos de tierra fértil en su compost ubicado en la Planta N°3 (planta de Aires Acondicionados). Con los residuos que se juntaron de las oficinas de las plantas de producción los “Guardianes del Ambiente” armaron más de 100 plantines que entregaron a los colaboradores de Newsan.

En esta primera oportunidad, se entregaron 100 plantines de lavanda, senecio, amapola, roseta, retama y niditos de amor, que fueron hechos con tierra fértil luego de un proceso de reciclado de residuos orgánicos acopiados durante 5 meses, y con turba del I.N.T.A (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) institución que colaboró para el armado de los 100 plantines preparados por los Guardianes del Ambiente.

“Estamos muy contentos de haber finalizado esta primera parte de nuestro Programa Oficinas Verdes demostrando que se puede colaborar con el cuidado del medio ambiente a través de pequeñas acciones que hacemos en nuestro día a día. Esos 35 kilos de tierra fértil fueron residuos que podrían haber tenido otro final, y sin embargo logramos que tengan un fin útil y vuelvan a nuestros colaboradores convertidos en plantines.” Afirma Mirta Weiss, Jefe de Servicios, Beneficios y RSE de Grupo Newsan.

¿Qué es Oficinas Verdes?

Oficinas Verdes es una iniciativa que promueve la gestión responsable de residuos a partir del rol activo que asume cada uno los colaboradores de la compañía, y se suma al esfuerzo de clasificación que ya se realiza a diario en las líneas de producción. Cabe destacar que oficinas Verdes se viene implementando con éxito en nuestras oficinas en Buenos Aires desde hace tres años.

La puesta en práctica se realiza a través de “Eco Puntos” (cestos de clasificación diferenciados ubicados a no más de 15 metros de cada uno) donde los colaboradores depositan sus residuos según cada clasificación. Cada una de estas categorías tendrá un fin determinado, con lo cual no solo se generará valor ambiental sino también social.